domingo, 6 de febrero de 2011

LA FUENTE DEL FRANCÉS (HOZNAYO)

Foto Aérea



Leyenda:


“Cuéntase que huyendo a fines del siglo XVIII un abate francés de las efervescencias políticas de sus país, se refugió en el pueblo de Término, cuyo punto le ofrecía seguridades personales, a causa de estar incomunicado con el resto de la comarca en aquella época, proporcionándole así mismo el grato placer de admirar las bellezas de la naturaleza, la cual repartió con mano pródiga, por cierto, sus dones en este antes solitario país. En una de las frecuentes excursiones que el abate hacía a distancia del pueblo, tuvo la fortuna de encontrarse con un manantial templado, y como padecía bastante de la vista le ocurrió lavarse sus ojos, notando algún alivio inmediato, lo cual le movió a repetir sus visitas y las aplicaciones del agua medicinal hasta que se curó por completo.

Partiendo de este hecho, y estableciendo quizá comparaciones entre los caracteres del nuevo manantial con otros que él conociera, o quien sabe si por una serie de raciocinios más o menos lógicos, el caso es que principió a dar nuevas aplicaciones a esta agua, empleándolas con preferencia en los padecimientos del estómago e intestinos y en los de la vejiga de la orina. La verdad es que fuera cualquiera el motivo que le sirviera de fundamento para la elección de las enfermedades que debieran tratarse con dichas aguas, no pudo estar más oportuno. Así es que principiaron a conseguirse numerosas curaciones bajo su dirección, llegando a captarse el abate las simpatías de todo el país, no sólo por su claro talento y afabilidad, si que también por el venero de salud, que supo poner a disposición de los habitantes de aquella pintoresca comarca.

Más al cabo del algún tiempo desapareció el abate de estos lugares, ignorándose la causa de semejante resolución, sin dejar en pos de sí vestigio ni testimonio alguno referente a este asunto; lo poco que de esto se sabe es tradicional, conservando el manantial el título del Francés, como recompensa a su descubrimiento. En su origen, el hoy establecimiento balneario, estaba reducido a lo siguiente”




Litografía de 1881: hotel Suizo a la izquierda, molino al centro y balneario a la derecha



La Fuente del Francés fue un balneario creado por Genaro Cagigal Toca a finales del siglo XIX, queriendo sacar partido a las aguas medicinales existentes muy cerca de su casa de Villaverde de Pontones, en el pueblo de Término de Hoznayo, junto a una finca de su propiedad donde se ubicaría el Hotel Suizo más adelante. Este edificio, junto al "Fondín" y la "Casa de Baños" formaban un completo complejo destinado al ocio, descanso y cura de gente de toda la geografía española. A finales de la década de 1870 comenzó a funcionar con gran éxito, pero para finales de siglo la decadencia y abandono fomentado por una moda pasajera ida a menos provocó su cierre. El conjunto permaneció un tiempo abandonado hasta que el por aquel entonces famoso doctor Morales decidió ponerlo en funcionamiento de nuevo explotando sus aguas para la venta en farmacias. De este modo comenzó a hacerse popular el "Agua de Hoznayo", que acabó siendo el agua embotellada más habitual en las casas de la mayoría de los cántabros hasta su cierre en los años 1980 de las modernas instalaciones de embotellado.




Genaro Cagigal Toca en una foto de Picca Groom



Litografía de 1881: el parque dentro del cual se situaba el Hotel Suizo


"La fama de hermosura que tan justamente disfruta este paisaje de la Fuente del Francés ha volado ya tanto que debe excusarse el trabajo de extenderla al trazar estos apuntes, principalmente destinados a dar a conocer el valor médico de sus aguas. Una mano nada avara y un exquisito gusto que concurrieron en un hombre han dado hace algunos años a estos sitios lo poco que necesitaban para ser verdadero paraiso y para que ningún montañés sienta ya codicia de ir a la cantada Suiza."



Hotel Suizo en una foto de Pica-Groom de 1876


“En este hotel situado a 50 metros de la Galería balnearia y tan elegantemente amueblado que compite con los mejores de su clase, encontrarán los señores bañistas todas las comodidades que son de desear, a precios sumamente arreglados. Está además dotado de salones de reunión, con piano, billares, salas de juego y cuantos accesorios son necesarios para hacer más agradable la estancia. Cuenta también este establecimiento con la hospedería del Trancar, a 30 metros del balneario, en la que encontrarán las personas que así lo deseen, habitaciones a 4 rs. Diarios, comiendo por su cuenta, y de 10 a 14 incluyendo el pupilaje, según sean las exigencias de los huéspedes.”



Litografía de 1881: el puente une el balneario con el parque



"La casa de baños es un magnífico edificio. En su planta baja tiene 12 espaciosas habitaciones provistas de buenas pilas de mármol y adornadas de mosaicos vistosos, que a la vez son adorno y aseo muy estimables. En estos mismos cuartos hay aparatos de ducha.

El baño general, capaz para diez personas, tiene entrada independiente.

Componen el piso principal un gran salón y otros departamentos menores, destinados a salas de duchas, gabinetes de inhalación y pulverización, habitaciones para los enfermos que necesitan descansar después del baño libres de la acción del aire exterior.

El piso segundo está ocupado por la dirección, la Administración y otras dependencias análogas, y en el último se guardan los diferentes efectos y utensilios necesarios para la aplicación de las aguas.

Una espaciosa galería corre a lo largo del primer piso y por su parte exterior. Un elegante puentecillo conduce a la fonda principal, lindo chalet provisto de todo cuanto pide un buen hotel para merecer este nombre

Existen además desparramados por el fantástico paisaje otros varios chalets de ligera y airosa construcción donde pueden alojarse los bañistas.

Cuatro son los manantiales que utiliza el establecimiento, llamados de “la Virgen de los Remedios”, “de “Santa Lucía”, de “la Gruta” y de “San Roque”. Los dos primeros se hayan dentro de la galería del edificio, el de “la Gruta” junto a la fonda y el último a unos 300 metros de la galería."






Sus primeros años de abandono (hermanos Wünsch, 1917)



"Si este país fuese más visitado, seguros estamos que las nutridas expediciones al extranjero, que tantos desembolsos y molestias acarrean, quedarían reducidas a unos cuantos que se precian mucho de exterioridades frívolas y engañosas. Con efecto, el espeso bosque de corpulentos robles convertido por el dueño en caprichoso parque y enlazado por el balneario por un camino particular de unos cuatro kilómetros a la orilla izquierda del río; el contraste delicioso que forman las montañas, cuya cúspide se eleva como para besar las nubes, con lo pintoresco de los valles que circundan; las inmensas cascadas naturales que, precipitándose por las quebraduras de las rocas, forman montañas de espuma y atmósferas de vapor medicamentoso, a cuyo través se filtran los rayos del sol matizando de extraña y agradable manera con sus colores todo el paisaje; los lagos de agua mineral de mansa superficie y firme fondo, los remansos, isletas y grutas naturales y artificiales; el histórico molino del “Trancar” con su fantástico puente natural, llamado del Diablo que sirve de columna de sostén al edificio; el río Aguanaz que lame los muros del establecimiento y proporciona un elemento indispensable a la mayor belleza de un paisaje; los crestones forrados de caliza franjeada, los jardines caprichosos y los edificios hechos con todo el gusto del arte; lo agradable de la temperatura que nunca baja de cuatro grados sobre cero en el más riguroso invierno, ni asciende a más de veinticuatro en el día de calor más elevado; la riqueza de oxígeno que se respira, neutralizado en parte, en lo que pudiera tener de excitante perjudicial, por el nitrógeno de las aguas; las abundantes carnes de toda clase, pescados frescos, las frutas sabrosas y la riquísima leche, en fin, todo hace de este recinto un santuario de belleza y bienestar, que no cede en nada a los más renombrados paisajes de la hermosa Suiza.”




Estado actual: alzado norte del balneario




“La fauna y flora de la localidad la componen multitud de seres de ambos reinos que pueblan el terreno predominando las frutas, las legumbres y la ganadería. Respecto del clima sólo diremos, en justo elogio de su bondad, que siendo sus indispensables factores, las condiciones topográficas y geológicas, y estando estas en condiciones tan favorables, se explica que la temperatura alcance en invierno y verano un grado tan conveniente como el que dejamos dicho arriba.”



Memoria realizada por eminentes doctores de la época en 1881




Estado actual: parte desprendida de su balconada


“El agua es incolora, transparente, inodora, de sabor salado apenas perceptible después de fría y completamente insípida a la temperatura natural. Dicha temperatura observada diferentes veces con el termómetro de máxima en condiciones muy diversas de temperatura exterior, ha sido constantemente de 23,5º ó bien 18,8º R.”



Estado actual: una vieja pila (vivió tiempos mejores...)


“Agitando el agua en un frasco incompletamente lleno, se desprende abundantes burbujas de un gas inodoro, como las que desprende el manantial; en mayor número, si se remueve el fondo, observándose que el desprendimiento aparente disminuye a medida que la altura del nivel aumenta. La densidad del agua, apreciada tres veces con el frasco de densidades, está representada por 1.000,436. Su acción sobre los papeles reactivos es sensiblemente neutra.”


Estado actual: ala derecha vista en su alzado oeste


“... los enfermos orinan mucho después del baño, siendo su orina ligeramente alcalina, lo que prueba que no es sólo el agua pura la que se absorbe. Actívanse todas las secreciones así como la circulación, la respiración y la calorificación, sintiéndose uno fuerte para emprender un ejercicio activo.”


“Las aguas de Hoznayo están llamadas a prestar eminentes servicios en el tratamiento de muchas afecciones quirúrgicas.”




El molino de "el Trancar", otro de los lugares de alojamiento de huéspedes (hermanos Wünsch, 1925)



Estado actual: el molino de "el Trancar", testigo mudo

Lista de precios


El Aguanaz saliendo de la Gruta del Diablo (si el abate levantara la cabeza y se lavara los ojos se quedaría ciego)



Estado actual: piedra de molino a modo de mesa


“Parece que la naturaleza se propuso engalanarle de todas sus maravillas y dotarlo de todos sus dones, poniendo al lado del poético paisaje el manantial de salud; pero el hombre necesita además de los esplendores de la naturaleza y de la salud procurarse placeres, y de esto se ha encargado el dueño del establecimiento que ha sabido hermanar, completándolos, las riquezas del suelo con los adornos del arte.”



Estado actual: a través de una de sus ventanas "estilo árabe"


Foto del molino viejo al sur de la Gruta del Diablo (hermanos Wünsch, 1916)


Lago cuyas aguas provienen del manantial de "la Gruta"



“El manantial de “la Gruta”, situado al lado de la fonda, forma un extenso lago de cuarenta metros de largo por veinte de ancho, con un fondo firme en forma de rampa que empieza en algunos centímetros de profundidad y llega en su máximo a cuatro metros, pudiendo servir por estas condiciones de baño de natación, para los que prefieren este ejercicio al baño en pila.”


La Cueva: galería escalonada que conduce a la zona norte de la Gruta del Diablo, junto al molino viejo (ruinas)


Estado actual: balconada y puente (a la izquierda)

Casa de Genaro Gagigal Toca en Villaverde de Pontones, quien creó y dirigió el negocio hasta su muerte


Referente a la casa de Genaro Cagigal Toca:

"... la escalera, al llegar al primer piso, desemboca en un salón de baile inmenso con doble altura de techo, rodeado en su planta superior por un corredor con barandilla, para curiosear y criticar desde arriba a los que danzan..."

"... aquí los muebles más notables son coloniales, de hoja de trepa y de caoba maciza, llegados de Cuba con los barcos familiares..."



Cabecera del portón principal de la casa de Genaro Cagigal Toca con la fecha 1896




Otros datos de interés:

- En realidad el nombre de "el Francés" es muy probable que venga del segundo apellido de la madre de Genaro Gagigal Toca (se apellidaba Toca Francés), y no de ningún abate francés como dice la leyenda.

- Está incluido en el Inventario General del Patrimonio Cultural de Cantabria.

- Sus aguas están completamente contaminadas llegando a desprender un olor desagradable.

- Parte de sus manantiales fueron dañados con la construcción de la autovía.

- “La Cueva” sirvió hasta hace poco de bodega a un chalet cercano estando cerrada con reja durante una larga temporada.

- El Hotel Suizo fue demolido. En su lugar se encuentra la residencia del señor Vidal de la Peña.

- La finca oeste, con la casa de baños fue adquirida hace unos años por una empresa de bebidas gaseosas con intención de recuperar sus edificios. La obra quedó parada tras el irreparable destrozo de manantiales, aguas contaminadas, etc.

- Al parecer este lugar estuvo tan concurrido que traían prostitutas en los carromatos desde Bilbao para ofrecer sus servicios.

- La carretera que lleva hasta el balneario y que comunica Hoznayo con Villaverde de Pontones fue sustituida por una paralela, quedando la antigua obsoleta y siendo actualmente un hermoso paseo, y de las pocas carreteras cántabras que conservan los plátanos en sus cunetas.

- En la finca, al norte de la casa de baños se encuentra en estado de abandono la nave donde era embotellada la famosa agua mineral de mesa, "Agua de Hoznayo", que fue sin duda, no hace demasiado tiempo atrás incluso más famosa que “Agua de Solares”.

- El futuro proyecto de encauce del río Aguanaz amenaza varias edificaciones de este emblemático lugar.

- El periódico "El Cantábrico" publicó un artículo en el que daba a conocer las nuevas instalaciones calificándolas como "Fábrica de Espíritus".





6 comentarios:

  1. Gran aportación. Mi pareja y yo llevamos meses frecuentando el famoso camino del francés, y muchas veces nos habíamos preguntado acerca de la historia de esa vieja fábrica-embotelladora de agua, de ese antiguo balneario, y de esas edificaciones de la zona, tan abandonadas como misteriosas y cargadas de romanticismo. Ahora ya sabemos un poco más. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Me parece fantástico como se cuenta lo que un día fue ese paisaje maravilloso, es una pena que hoy en día se encuentre en esta situación. Gracias por contar su historia.

    ResponderEliminar
  3. Hola, yo soy de Hoznayo y vivo cerca del el Francés. Llevo mucho tiempo preguntando a mi familia sobre su historia, sobre porque se cerro el balneario y en mi vida me hubiese imaginado todo lo que este lugar ha tenido. Muchas gracias de todo corazon

    ResponderEliminar
  4. ssiis, mola, lo de las putas en carromato,--- y luego dicen que las vascas no follan!.

    no las había más cerca==

    hoy eestá el vitoria cerca! :) curioso lugar, donde fuí y vi en 2 segundos llamar a la de los "arcos" con el fijo... seguro que no era a algún espítitu de su abuela..

    un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hola buenas tardes sabeis con quien puedo hablar para poder jugar al airsoft en esta instalaciones.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  6. El agua que mana del francés si estuviese limpia sería mucho mejor que el agua de Solares.

    ResponderEliminar